Sobre Pato

PATRICIA GABRIEL

En casa la comida siempre fue un modo de brindar amor. Mi mamá nos esperaba todas las tardes con algo rico y casero para merendar.
Seguramente porque para ella era un placer pero también porque mi hermana, Mariana, algo tenía que comer.

Nunca voy a olvidar la enorme lata de galletitas “especiales” siempre llena. Para nosotros, sus 4 hermanos, no había nada más rico. Seguramente porque eran una creación de mamá.
Las galletitas eran aptas celíaco y mi madre 30 años atrás hacia lo que podía para que mi hermana comiera rico.

Desde chica supe que si uno cocina con amor, sea lo que sea que prepare, va a estar rico. No falla!!!!

Hace 5 años a mí también me diagnosticaron que era celíaca, que shock!!!! Tenía 33 años, era chef pastelera y celíaca! Que contradictorio, pensé en ese momento. Pero después de un tiempo me di cuenta que era el momento de tomar un camino aún no transitado.

Así comencé a mezclar harinas y féculas, a probar recetas y a descartar recetas. También comencé a ser menos exigente y más paciente. Y finalmente las recetas salieron. Que felicidad!!!!

Ahora todos comen las preparaciones que realizo por supuesto aptas para celíacos y para toda la familia. Igual que cuando era chiquita y comíamos las galletitas “especiales” que hacia mamá.

Deseo que los celíacos comamos rico
Que podamos compartir con familia y
amigos ricos almuerzos meriendas y cenas
Que nuestra comida sea la de todos
Por eso y para eso trabajo día a día

Recetas

Contacto

Newsletter

Gracias por estar en contacto
Patricia Gabriel